marzo 1st, 2016 por Gus

El descubrimiento de los mágicos poderes de seducción del más puro y original Habano de hoy quedó inscrito en la Historia Universal, con indiscutible exactitud, el 2 de noviembre de 1492, cuando Cristóbal Colón ordena explorar tierra al intérprete de su expedición, Luis de Torres, quien según el Almirante “había vivido con el Adelantado de Murcia, y había sido judío, y sabía diz que hebraico y caldeo y aun algo de arábigo”, es decir, un ilustrado sefardí apto para el oficio.

El asombroso relato de Luis de Torres a su regreso, recogido en el Diario de Navegación de Colón, se convirtió en el primer testimonio de los placenteros efectos que provocaba en los pobladores de la Isla,  aspirar el perfumado aroma de aquellas hojas secas, enrolladas, a las que prendían fuego por un extremo para recibir por el otro sus efluvios.

Desde entonces y a lo largo de más de cinco siglos, la búsqueda de un Habano cada vez más puro, aromático y refinado, capaz de pasearse en los más exclusivos salones, brillar como joya en las manos de hombres o mujeres y deleitar a los más exigentes conocedores, se convirtió en una obsesión de los mejores torcedores del mundo concentrados en las tabaquerías de La Habana, adonde llegaban las hojas de las vegas de Vueltabajo y Partido, las de mayor calidad en la Isla.

Tan pronto conocieron la aromática hoja y sus sensuales efectos, los europeos cayeron rendidos ante sus seductores placeres. Ni prohibiciones reales o excomulgaciones papales lograron impedir su expansión por el Viejo Continente.

Dos siglos después de su descubrimiento por Colón en el cacicazgo de Maniabón, en la oriental región de Cuba, los cosecheros asentados en la Isla ya se habían apoderado de muchos de sus secretos, al punto de identificar en la región de Vueltabajo, en la occidental provincia de Pinar del Río, la combinación perfecta, única y exclusiva de suelo y clima, que unida a su experiencia, la convertirían a partir de 1723 en la tierra del mejor tabaco del mundo. Complejas labores de cultivo hacen que allí germine y se desarrolle una hoja excepcional.

A partir de ese momento surgen y se consolidan las más notorias y mejor cotizadas marcas de Habanos.

Cohiba Behike

Exquisitez original

Una de las claves del prestigio de los Habanos y en particular del Cohiba radica en su exclusividad, que se forja a lo largo de un minucioso proceso de técnicas y experiencias, el cual comienza con la selección de las semillas y tras un complejo proceso en la agricultura pasa por otro no menos especial y minucioso en la preparación para el torcido y la manufactura en las tabaquerías.

Desde comienzos de la década del 60 del pasado siglo se inician en Cuba estudios e investigaciones agrícolas, mezcla de ciencia, experiencia y vocación, con el objetivo de lograr una alquimia perfecta, que permitiese ir más allá de los niveles existentes en el mundo Habano.

Pero como suele ocurrir con la aparición de los genios, la irrupción inicial de la primera muestra, del que es hoy el mejor exponente de la sabiduría tabacalera cubana, ocurrió de manera fortuita.

Según la historia, una fresca tarde primaveral, mientras Bienvenido Pérez Salazar (Chicho), jefe de escoltas del comandante Fidel Castro, aguardaba en su auto la salida del líder cubano a sus faenas habituales, decidió encender uno de los Habanos que le había obsequiado días atrás su amigo Eduardo Rivera Irizarri, con quien había compartido a finales de los años 50 la labor de tabaquero en la fábrica Por Larrañaga, entonces calificada como “la Universidad” de ese oficio.

Al subir al vehículo Fidel reparó en el especial aroma de la fuma de Chicho y le preguntó de dónde lo había sacado. Encantado con la pregunta, sacó otro de los puros torcidos por Eduardo y se lo ofreció al Comandante, quien lo encendió sin demora y luego de dos bocanadas, en señal de absoluta satisfacción, comenzó a interesarse por el creador de aquella caprichosa silueta de aroma incomparable. En ese instante había comenzado a forjarse la fascinante leyenda del Cohiba.

Amigos desde la juventud en su natal Palma Soriano, Chicho volvió en busca de Eduardo a la fábrica La Corona, donde trabajaba ahora, pero esta vez le tenía un encargo que cambiaría su destino. A partir de ese momento tenía la tarea de producir, de manera regular, una mayor cantidad de aquellos puros especiales que compartía con su amigo jefe de escoltas de Fidel.

El mundo entero retenía en esos días la imagen, profusamente difundida por la prensa internacional, del líder cubano saboreando un elegante Habano, de dimensiones y apariencia poco comunes, desprovisto de las famosas anillas de identidad.

Muy pronto la nueva vitola se convertiría en la más envidiada por los aficionados, que se interrogaban cómo poder obtenerla.

Los tabacos del Comandante pasaron a ser los preferidos de otros dirigentes de la Revolución, como Ernesto Che Guevara, quien más de una vez dijo que “nunca antes en su vida había fumado nada mejor”.

Cohiba Esplendido

Manos de mujer

El creciente aprecio por la hermosa vitola la transformó en apetecido obsequio de gobierno. Hoy en el álbum de la fábrica El Laguito, donde comenzó su producción a gran escala, aparecen las anillas de ejemplares personalizados para el Rey Juan Carlos de España, los ex presidentes Luis Echeverría, de México; Juan Velasco Alvarado, de Perú; Omar Torrijos, de Panamá; Houari Boumedienne, de Argelia; Gamal Abdel Nasser, de Egipto, entre otros.

A finales de 1964, el comandante Fidel Castro sorprendió a su jefe de escoltas con una pregunta inusitada: Chicho, ¿existen mujeres torcedoras?

—Muy pocas Comandante, respondió.

Fidel indagó cuánto tiempo demoraba en formarse un torcedor y cuánto podría costar. Y de inmediato le reveló su proyecto de crear una Escuela para Torcedoras.

La delicadeza de las manos de mujer se apoderó de una fase decisiva de la calidad en el producto final en la industria tabacalera, y había comenzado por el experimento que se materializó en la fábrica El Laguito, establecida discretamente en una casona de una antigua exclusiva zona residencial.

Un primer grupo de cuatro mujeres, bajo la dirección de Eduardo y otros cuatro expertos, puso en marcha el 19 de octubre de 1965 el novedoso proyecto que revolucionaría el legendario oficio. En poco tiempo aparecieron los primeros lotes de la estilizada vitola denominada Laguito 1, fruto de la delicada manipulación femenina.

La producción a gran escala requirió un trabajo de selección de materia prima y sistematización de la metodología de Eduardo para alcanzar el sofisticado producto final. El experto torcedor recorrió varias veces las vegas finas El Corojo, La Perla de Llevada, La Fe, Cuchillas de Baracoa, Santa Damiana, todas de Vueltabajo, y otras de la zona de Partido, en La Habana.

Tras numerosas pruebas y degustaciones, Eduardo y sus colegas llegaron a la deseada ligada perfecta: un secreto jamás revelado, que encuentra su colofón en el novedoso proceso de una fermentación adicional en fábrica, en barriles de cedro, en un cuarto oscuro, donde eliminan toxinas, como tartrato, y parte de la nicotina, y desprenden amoniaco, con lo que desaparece el tufo y presta el olor a tabaco puro.

Una vez certificada la calidad de una producción en serie, el reconocimiento de los anónimos tabacos que fumaba y obsequiaba Fidel Castro se expandía por el mundo y requería un nombre, una marca, la definitiva fe de bautismo.

Una mujer de especial sensibilidad, Celia Sánchez, nacida al pie de la Sierra Maestra y que devino principal auxiliar de Fidel Castro en cuanto asunto reclamaba su atención, rescató su nombre de las propias raíces de su historia, el mismo que le daban los hombres de la Isla que salieron al encuentro de Colón y se lo ofrecieron en gesto de bienvenida: Cohiba, la denominación que escucharon Luis de Torres y Rodrigo de Xerez, en su primera incursión, la misma que recogió en sus crónicas Fray Bartolomé de las Casas.

Por supuesto, hay más de un secreto en la artística elaboración de ese producto supremo que llega a los mercados bajo el nombre de Cohiba, pero la clave está en una cultura desarrollada a lo largo de más de cinco siglos, transferida de padres a hijos, en la vega y la fábrica, asentadas en el sitio original y único escogido por la madre naturaleza, para el disfrute de quienes aprovechan sabiamente sus placeres, con el respeto que merecen los dioses.

Hay más de un secreto en la artística elaboración de ese producto supremo que llega a los mercados bajo el nombre de Cohiba, pero la clave está en una cultura desarrollada a lo largo de más de cinco siglos.

cohiba behike

Publicado en Habanos Etiquetas: , ,

febrero 18th, 2016 por Gus

Estamos en presencia de un habano histórico! Casi 13 cm de largo, pero lo más sorprendente es el cepo de 58, cosa que lo convierte en el habano más grueso creado en Cuba.

Cohiba Robustos Supremos

Distinto del resto, este habano sorprende desde el comienzo con un sabor audaz y picante, y aunque es un habano joven, impresiona con su fuerte sabor. Grandes notas a cuero húmedo, nueces tostadas, algo de chocolate dulce y pimienta roja, son gustos directos al paladar que brinda este soberbio habano. Evidentemente, con unos años de buen añejamiento se transformará en una real joya.

Mientras estos habanos gordos están llenos de sabor, incomparable tiraje y blend exactamente logrado, algunos aficionados extrañan las épocas en que predominaban los gustos por los habanos más finos, alegando el estilo y la facilidad de fumada de éstos…

Cohiba Robustos 2014

Durante el primer tercio de este habano, se podría decir que predominan las notas a café y un sabor sutil a chocolate dulce. Muy disfrutable, nada complejo y en la zona de fortaleza suave a media.

Ya para el segundo tercio, las notas de chocolate desaparecen, continúa algo el café y comienzan los sabores a nuez.

En la última parte del habano, el sabor se torna más fuerte y con una amargura placentera, se podría decir que con ciertas notas a heno y cereza junto con sabores terrosos.

Es un habano ideal para maridar con un café bien fuerte o con un ron de similares características.

Cohiba Robustos 2014

Publicado en Habanos Etiquetas: , , , ,

febrero 8th, 2016 por Gus

Surgida en 1966 para agasajar en exclusiva a los más grandes amigos del país y su Revolución, la aureola y mística de la marca se multiplicó al lanzarse al mercado en 1982 y filtrarse, poco después, que se trataba de una creación del Comandante Fidel Castro, a quien los más viejos en la fábrica El Laguito recuerdan con orgullo haber visto catando ligadas de diferentes vitolas en sus tiempos de fumador o escogiendo algunos puros para enviarlo a algún gran compañero de causa en el mundo.

Cohiba Behike
Son cuatro las Líneas de Cohiba: la Clásica está compuesta por 6 vitolas y fue desarrollada entre 1966 y 1989. La 1492 se presentó en 1992 coincidiendo con el quinto centenario de la llegada de Cristóbal Colón a Cuba –en cinco vitolas hasta 2002, cuando se le incorporó el Siglo VI, referencia esencial en el mundo del tabaco.

Cohiba Siglo VILa Línea Maduro 5, es un lanzamiento de 2007 con tres nuevas vitolas que añadieron una capa madura añejada durante cinco años –los llamados Genios–; y el renombrado Cohiba Behike, de 2010, y presentado como la Línea más exclusiva de la marca, que por primera vez incorporó en la ligada de sus tres vitolas el raro Medio Tiempo, hoja muy escasa proveniente de las dos hojas superiores de la planta de tabaco de sol, que le aporta carácter y sabor excepcionales.

Cohiba Behike
Los BHK 52, BHK 54 y BHK 56 son formatos exclusivos de la más joven Línea de Cohiba y su calibre grueso, además de aportarle una excelente combustión, permiten al fumador valorar y disfrutar mejor toda la intensidad y sabores que esta exquisita y única ligada proporcionan en el máximo nivel: fortaleza al fumar y delicioso aroma.

Pero en esta abreviada reseña de Cohiba, los más exigentes y apasionados amantes de los Habanos y de su marca estandarte, no nos perdonarán dejar de mencionar algunos de los hitos de su historia que le han reforzado en su liderazgo mundial, como su Reserva de 2002 y la Gran Reserva de 2009, elaboradas con hojas de tabaco añejadas un mínimo de tres y cinco años, respectivamente, que coleccionistas y seguidores convirtieron en preciados tesoros.

Thauser_tabak7
A devotos y amantes de la marca, hay que reiterarles que Cohiba participa en este XIV Festival del Habano con su nuevo estreno Pirámides Extra, el primer figurado en su gama permanente; y que para no dejar de sorprendernos, a esa novedad suma su presentación en elegante tubo, el primero en la Línea Clásica, de un diseño y personalidad también muy elegante por el relieve del logo, como merece un Habano de su clase.
Cohiba Siglo I

Publicado en Habanos Etiquetas: , ,

febrero 8th, 2016 por Gus

El Cohiba Pirámides Extra, una de las creaciones más exclusivas de Habanos S.A. en 2012, es la propuesta de lujo para quienes pretenden disfrutar a plenitud de este verano.

A todas luces se trata de un verdadero regalo veraniego para  todos los amantes de los habanos, y en particular para quienes gustan de esta inigualable pasión de Cohiba, la marca más prestigiosa de los habanos, pues Cohiba Pirámides Extra, presentado en exclusiva en el XIV Festival del Habano, es el primer figurado concebido con carácter de permanencia dentro de la Línea Clásica de la marca Cohiba.

Cohiba

Con el Pirámides Extra se incorporan nuevas medidas de seguridad en el diseño de la anilla y en  el tubo:  el relieve en la cabeza del indio en la tapa (izquierda), el relieve inverso en la base (centro), y el micro colour code junto al código de barras (derecha). Abajo, la nueva anilla tiene múltiples elementos holográficos visibles e invisibles de seguridad.

Pirámides Extra mantiene la ligada de la Línea Clásica de Cohiba, que aporta un sabor de medio a fuerte y está elaborado totalmente a mano con hojas que son la selección de la selección de las mejores vegas de San Juan y Martínez (D.O.P) y San Luis (D.O.P), en la zona de Vuelta Abajo (D.O.P) de la región de Pinar del Río (D.O.P) en Cuba.

Los Habanos de Cohiba se consideran exclusivos, entre otras cosas, porque es la única marca de la compañía en la que tres de los cuatro tipos de hojas que utiliza para la elaboración de sus puros –Seco, Ligero y Medio Tiempo–, experimentan una fermentación adicional en barriles, proceso muy especial que se traduce en un aroma y sabor irrepetibles.

Estos antecedentes allanan el camino del éxito para el nuevo Pirámides Extra de Cohiba, que ya causó sensación cuando fue degustado este año en el XIV Festival del Habano, así como en sus diferentes presentaciones alrededor del mundo.

Cohiba Piramides Extra

Se trata de un Habano de especial sabor y fino aroma, elaborado con tripa larga totalmente a mano con las hojas de las mejores vegas de Vuelta Abajo, y destinado al disfrute pleno de toda la esencia del sabor único de la marca, en un formato de distinguido porte, muy apropiado para especiales momentos y grandes ocasiones.

La nueva anilla que viste los Habanos de Cohiba Pirámides Extra  también introduce otros elementos holográficos visibles y no visibles que garantizan una mayor seguridad al producto.

Habanos Cuba

A este elegante y novedoso diseño de la anilla se une el toque mágico de su presentación en tubos –novedad dentro de la Línea Clásica–, donde por la técnica del relieve, el logo de la marca sobresale como una señal de vitalidad e ímpetu, además de tener integrado un código de seguridad contra falsificaciones, que constituyen una garantía de autenticidad para el consumidor.

Cohiba Pirámides Extra viene a completar la gama de la marca dentro de la Línea Clásica y su vitola de galera (cepo 54 x 160 mm de largo) será de producción exclusiva en Cohiba.

Publicado en Habanos Etiquetas: , ,

febrero 8th, 2016 por Gus

La última jornada de la sexta edición de Saborear lo cubano, uno de los eventos gastronómicos más importantes de Cuba, brilló con un selecto maridaje entre Cohiba Espléndido y Ron Unión, de Havana Club, el cual  fue presidido por Fernando Fernández.

Cohiba Esplendidos

En la cata-taller, que  tuvo lugar en el Museo del Ron, se dieron cita decenas de expertos y seguidores del apasionante mundo de los mejores puros Premium del mundo.

“El evento fue organizado sobre la base de los elementos que caracterizan a la cultura cubana, en donde el tabaco y el ron juegan un papel muy importante. Cohiba cumple 50 años y es una marca que significa mucho dentro del vitolario de Habanos. Hoy degustaremos, junto al Espléndido, el penúltimo miembro de la Colección Icónica de Havana Club: el ron Unión”, comenzó diciendo el especialista.

Ron Havana Club Union

“Vamos a asistir a un momento mágico, a verdaderamente saborear lo cubano. Estamos hablando de un habano muy especial y de uno de los mejores rones conocidos. Dos hilos conductores de la cultura cubana. Todo gracias a los Maestros Roneros y a los torcedores cubanos.

“En esta ocasión nos fumaremos  la Julieta más espectacular del universo de Habanos: Cohiba, el Espléndido que forma parte de la línea clásica, lanzada en 1982 y reconocida en todo el mundo como una joya. Un habano con una gracia y carácter extraordinarios, fruto de centenarias tradiciones”, afirmó.

Cohiba Esplendidos

En el caso del ron Unión, los presentes pudieron degustar dos de sus bases antes de mimar el paladar con el producto final, que según coincidieron, empasta de maravilla con el Cohiba Esléndido.

“Estamos en presencia de dos productos que tienen más de 100 años de creados: el ron y el tabaco cubanos y eso hay que disfrutarlo y reverenciarlo”, dijo.

Fernández guió la cata al tiempo que dio un recorrido por la historia del ron y el tabaco de Cuba, y explicaba sus características esenciales. Mencionó además que de los 14 campeones mundiales habanosommelier.

Saborear lo cubano dedicó un espacio primordial a la cocina asiática, a su influencia en la cultura culinaria cubana y a su impacto en el mosaico gastronómico mundial actual.

Habanos Cuba

Publicado en Habanos, Maridajes Etiquetas: , , , ,